Plan de protección empresarial para resarcir un daño económico en caso de que llegara a faltar alguno de los socios de la empresa.

En principio la empresa sufre una irreparable pérdida, los socios sobrevivientes se enfrentan a posibles incursiones en la empresa de personas ajenas a ella, con las posibles implicaciones legales que conlleva.

Donde mediante la cuantificación del valor real de la empresa (con todos los socios en vida) cada uno de los socios garantiza que:

  • Quienes sobrevivan obtendrán el control accionario en forma proporcional del socio finado

  • Los herederos recibirán de forma justa y expedita un pago por las acciones propiedad de su familiar

  • La ausencia de un socio no impondrá una carga operativa o financiera al negocio

  • Previene problemas legales en la sucesión